Resolución del Plenario de FESTRAM en rechazo y oposición a los proyectos de Reforma Laboral, Previsional y Tributaria

El Plenario de Secretarios Generales de la Federación de Sindicatos de Trabajadores Municipales de la Provincia de Santa Fe, expresa su rechazo y oposición a los proyectos de Ley que pretenden instrumentar las denominadas Reformas Laborales, Previsionales y Tributarias, por atentar contra el salario, los derechos e intereses de los trabajadores que representamos y sobre el conjunto de la clase trabajadora, los jubilados y los sectores económicamente más vulnerables de nuestra sociedad.

No se trata de un complejo de leyes correctivas de diferentes subsistemas a reformar, sino de una política económica y social que aspira a generar una brutal transferencia de recursos de los sectores populares hacia los grupos económicos más concentrados, con claro acento en la renta financiera improductiva.

Los Trabajadores Municipales y Comunales entendemos que las reformas propuestas constituyen las clásicas políticas neoliberales, basadas en el “liberalización del Mercado” y la “reducción del Estado” para mejorar las tasas de ganancias de los sectores económicos ligado a la competitividad internacional, los exportadores, importadores y el sector financiero.

Se propone reducir el gasto del Estado, para compensar las pérdidas recaudatorias generadas por la mega devaluación, la reducción de impuestos a las corporaciones -tal como ocurrió con las retenciones a las exportaciones y los aranceles a las importaciones, los impuestos a la riqueza-  el aumento de tarifas y combustibles y el pago de intereses de la Deuda Pública desenfrenada.

La aplicación de estas medidas, lejos de generar inversiones productivas, reducir la inflación y generar empleo de calidad ha promocionado la fuga de capitales, el giro al exterior de las ganancias de las empresas extranjeras y la configuración de la Argentina como paraíso financiero.

En este contexto, la Red Internacional de Justicia Fiscal en el año 2016 ha puesto a nuestro país entre los que permiten la mayor evasión impositiva en el mundo, con destino a los paraísos fiscales y estimada en un 4,4% del PBI, es decir prácticamente el déficit fiscal que el Gobierno Nacional pretende reducir por vía de políticas de ajuste.

Estas políticas no son neutras, generan indefectiblemente ganadores y perdedores. Lo que está claro es que el Poder Ejecutivo Nacional está a cargo de representantes de las grandes empresas nacionales y multinacionales, que no promoverán medidas en contra de sus propios intereses, transfiriendo el costo de las tasas de ganancias de esas corporaciones a los sectores populares. Este es el objetivo de las denominadas “Reformas Permanentes”.

La Reforma Laboral propuesta por el Gobierno Nacional, busca bajar el gasto empresario reduciendo el salario real, los puestos y las condiciones de trabajo, flexibilizando y precarizando el empleo. Este Proyecto busca desmantelar la legislación laboral argentina, conquistada en la vasta historia de lucha del Movimiento Obrero Argentino.

La Reforma Previsional, tal como lo afirma el gobierno, ahorrará 118. 000 millones de pesos anuales, que serán sustraídos de las remuneraciones de los jubilados, pensionados y titulares del derecho a la protección social. Aumenta la edad jubilatoria y reduce los aportes patronales. Con esto se pone fin a la relación entre las retribuciones de los jubilados con el salario de los trabajadores activos. En realidad este proyecto viene a destruir el Sistema de Reparto Solidario, abriendo camino a sistemas privados de fondo de pensiones.

La Reforma Tributaria se impulsa con mecanismos extorsivos sobre los recursos de las Provincias y Municipios para bajar el costo impositivo de las empresas ligadas al mercado internacional. Pretende reducir las transferencias de recursos del Gobierno Nacional a Provincias y Municipios, reduciendo además el pago de deudas con sentencia de la Corte Suprema de Justicia de la Nación y condicionar así la autonomía política y financiera de los Estados Provinciales y Locales. Se expresa claramente como objetivo reducir el salario y los puestos de trabajo de sus empleados, acotando el gasto corriente y reduciendo los ingresos tributarios de sus jurisdicciones. Propone endeudamiento externo para jubilaciones anticipadas y retiros voluntarios. Obliga a aplicar la reforma previsional a las Cajas de Jubilaciones Provinciales y Municipales. El Consenso Fiscal es la sujeción del sistema representativo republicano y federal a las políticas de ajuste del Gobierno Central.

Las leyes enviadas para reformar el régimen laboral y de protección social, resultan violatorias a los Tratados Internacionales y a la propia Constitución Nacional que los garantiza. Por ello, los legisladores tienen una gran responsabilidad para legitimar la plena vigencia de las instituciones de la República, porque la historia reciente muestra que la ruptura del contrato social para lo cual fueron electos, pone en riesgo la convivencia democrática de los argentinos. Nunca más quisiéramos escuchar el grito masivo “que se vayan todos”.

Las reformas propuestas se hacen en un contexto de represión a los conflictos sociales, pérdida de los derechos humanos, persecución y encarcelamiento a dirigentes sindicales, políticos y sociales. Amenazas de limitar la libertad sindical interviniendo y dando de baja las personerías de los Sindicatos. Se ha deteriorado seriamente el Estado de Derecho, simplemente porque no se pueden aplicar políticas de ajuste con la plena vigencia del sistema democrático.

Los Trabajadores Municipales y Comunales no aceptaremos pasivamente la pérdida de nuestros salarios, derechos y condiciones de trabajo. Estamos unidos, solidarios y organizados para resistir el ajuste.

Por todo ello el Plenario de Secretarios Generales de la FESTRAM resuelve:

  1. Decretar el Estado de Alerta y Movilización, para enfrentar cualquier medida que afecte los derechos e intereses colectivos de los Trabajadores Municipales y Comunales.
  2. Solicitar a la Confederación de Trabajadores Municipales de la República Argentina que exija a la CGT Nacional la urgente convocatoria al Comité Central Confederal para rechazar las reformas impulsadas por el Gobierno Nacional.
  3. Promover y contribuir a la Unidad del Movimiento Obrero para defender los derechos, las conquistas sociales y la dignidad de la clase trabajadora.
  4. Defender en forma irrestricta el derecho a la negociación colectiva en el ámbito de la Comisión Paritaria y especialmente el Sistema Previsional Provincial y Municipal.
  5. Instar a los Intendentes y Presidentes de Comuna que actúen en defensa de los intereses de sus pueblos y ciudades, evitando las consecuencias del ajuste acordado en el Consenso Fiscal, defendiendo los recursos de los Gobiernos Locales y los derechos de sus trabajadores.
  6. Exigimos a los legisladores nacionales y provinciales, representantes de la Provincia y del pueblo de Santa Fe, que rechacen con su voto las leyes que pretenden instrumentar las Reformas Laboral, Previsional y Tributaria. La ruptura del contrato social por el cual fueron electos pone en riesgo la convivencia democrática.

 

SANTA FE, 12 de diciembre de 2017.-




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *