Raúl Lamberto será el nuevo Defensor del Pueblo

Conocida la decisión de la mayoría legislativa, se hicieron públicas las voces de quienes no coincidieron con la postulación del exministro de Seguridad provincial. Una de ellas fue la de Héctor Cavallero, diputado por el Frente para la Victoria (FpV), quien votó en contra. “Me quedan sensaciones encontradas malas. Creo que los organismos de control tienen que estar en mano de la oposición o de gente que trasciende por sus condiciones éticas, morales y su idoneidad”, sostuvo en declaraciones a Aire de Santa Fe.

En esa misma línea, el legislador consideró que “no puede ser que un miembro del partido gobernante sea, a su vez, integrante de un organismo que tiene que controlar a sus propios compañeros de militancia después de 40 años. Eso no ayuda a la democracia –resaltó–,ni tampoco a la credibilidad de las instituciones de la democracia. Hoy, la Legislatura santafesina ha cometido un error”, definió Cavallero.

Al ser consultado por la misma emisora, el diputado provincial Leandro Busatto argumentó su abstención a la hora de la votación. “Creí que no era necesario impugnar un nombre, que había un proceso puesto en marcha. Preferí la abstención porque me pareció lo más sensato, lo más lógico para esta designación. Era no impugnar un nombre, pero tampoco acompañar una medida que considero desacertada desde todo punto de vista”. Desde la perspectiva política, el dirigente del FpV en Santa Fe planteó que “se termina desnaturalizando la institución de la Defensoría del Pueblo y, obviamente, se genera una situación de baja calidad institucional. Tengo la sensación de una oportunidad perdida de tener una Defensoría del Pueblo mejor de la que tenemos”. Y consignó: “Se siguen privilegiando los cargos públicos para ocupar casi siempre acuerdos partidarios”.




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *