192414_1

Profunda conmoción por el crimen de una maestra

Jésica Ronsoni tenía 24 años. Recibió un tiro en la cabeza en circunstancias que están siendo investigadas.

Sólo unos pocos sabían que en el alma de Jésica Ronzoni (24) habitaba una gran pena. Sin embargo ella desarrolló una personalidad por demás de amorosa. Y en eso mucho tuvieron que ver su padre y su abuela, siempre presentes desde aquellos difíciles días.

Jésica creció y se educó en medio de demostraciones de afecto y de cariño, por parte de una familia de Emilia, localidad ubicada a 70 kilómetros de nuestra ciudad, donde hoy solo reinaba la desazón ante la penosa noticia de su partida.

En Guadalupe

Una vez recibida de maestra de grado y en pareja con Fernando O., también de 24 años; decidieron que era el momento de buscar nuevos rumbos y así llegaron hasta nuestra ciudad.

Desde hace aproximadamente dos años se instalaron en un departamento interno, que es parte de una importante propiedad ubicada en Riobamba al 7000, esto es, en el corazón de Guadalupe residencial donde oficiaban como una suerte de “caseros”.

Rápidamente la pareja se adaptó a su nueva vida.

Sus vecinos también hoy se mostraron sumamente consternados por la noticia. Y los definieron como “dos chicos sumamente educados y cordiales”.

No obstante aclararon que se los veía bastante poco. Y es comprensible. Jésica tenía dos trabajos. Por la mañana daba clases en la escuela San Cayetano (Padre Monti) y por la tarde repetía su labor en la escuela Beleno.

Por su parte Fernando tenía un emprendimiento de reparaciones de electrónica.

Llamadas nocturnas

Lo último que se sabe de los nombrados es que anoche habían estado en Recreo visitando a unos familiares de Fernando.
Lo que pasó al regreso de esa visita es hoy materia de investigación.

El primer indicio del desastre lo brindó un camionero que pasada la medianoche se comunicó al 911. El chofer alertó a los policías sobre la presencia de una camioneta utilitaria que estaba con las luces encendidas y las puertas abiertas en Circunvalación y Tte. Loza.

Minutos después ingresó un segundo llamado.
Esta vez era Fernando quien entre sollozos refirió que terminaba de ser asaltado por dos hombres que se conducían en un auto de color negro, y que su pareja estaba herida.

“Versión poco creíble”

“La versión del hombre es poco creíble”, dijo hoy de manera contundente uno de los hombres encargados de la pesquisa. “No obstante se barajan todas las hipótesis”, aclaró.

En este sentido vale acotar que se ordenaron numerosos peritajes tanto en el utilitario Chevrolet en el que iba la pareja, como así en el lugar del hecho.

Durante la noche, esta mañana, y pasado el mediodía distintos grupos de hombres de la PDI y de Buzos Tácticos rastrillaban un zanjón en busca de elementos de interés para la causa.

Este delicado asunto quedó en manos del fiscal Andrés Marchi quien ordenó el secuestro del vehículo entre otras medidas.

Por último se supo que los oficiales analizan con particular atención los registros fílmicos de una cámara de seguridad ubicada en cercanías al sector del incidente.

Sin clases

A raíz de este triste hecho, los colegios San Cayetano (Padre Monti) y Beleno suspendieron las actividades escolares durante la jornada.




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *