HOY GOOGLE HOMENAJEA A MERCEDES SOSA

Como siempre pasa en este tipo de situación fue en parte la suerte y el empujoncito de un artista ya consagrado lo que provocó que Mercedes Sosa hace 54 años suba al escenario de la plaza Próspero Molina en Cosquín, el festival folclórico más importante de Latinoamérica. El recuerdo de Google por medio de un doodle donde se la ve a Sosa con su bombo y un poncho, recuerda aquel día que Jorge Cafrune invitó a la artista tucumana a subir al escenario que le abriría el camino del éxito y las puertas del mundo.

Los que la vieron y escucharon aquel día cuentan que fue inolvidable. En esa ocasión La Negra interpretó Canción del Derrumbe I. Tema escrito por Fernando Figueredo Iramain. Esta canción la acompaño a Sosa durante gran parte de su repertorio en 1966 mientra tomaba formas y fuerzas el Movimiento del Nuevo Cancionero.

«Yo me voy a atrever, porque es un atrevimiento lo que voy a hacer ahora y voy a recibir un tirón de orejas de la comisión, pero qué le vamos a hacer. Siempre he sido galopeador contra el viento. Los voy a ofrecer el canto de una mujer purísima, que no ha tenido oportunidad de darlo. Aunque se arme bronca, voy a dejar con ustedes a una tucumana: Mercedes Sosa», dijo Cafrune ese día, según consta en el registro de la actuación del 31 de enero de 1965.
Desde ese momento la historia de la música argentina iba a cambiar para siempre. Las canciones ya no iban a ser más las mismas y la vara se iba a lo más alto de la calidad interpretativa. Mercedes Sosa tenía 29 años en ese momento y ya había plasmado su arte en un primer disco llamado La Voz de la Zafra (1959) y esperaba juntar dinero y ver si era ayudada por alguna discográfica para sacar Canciones con Fundamento. Tenía muchas ganas pero lo que no tenía era ni la más remota idea que sólo una canción en el escenario Atahualpa Yupanqui iba a ser suficiente para un despegue de su carrera sin techo.

«Yo siempre tuve problemas con la comisión, no sé por qué… En ese tiempo porque era comunista, sigo siéndolo, pero por entonces era mala palabra. Canté con una cajita, nomás. Tuve un éxito muy grande, y ahí ya me contrató la Philips para grabar. Fue una actuación muy importante en mi carrera. Es más, fue la definitiva», dijo Mercedes.

No fueron más de dos minutos. La ovación resonó por todas las sierras y la lagrimas cayeron en la cara de la Negra. El momento había llegado.

Volviendo al recuerdo de Google, fuel la ilustradora Shanti Rittgers quien se encargó de investigar sobre la vida y obra de Mercedes y halló inspiración en Luna Tucumana. «Podía cantar las canciones más profundas y tristes y también las más alegres y brillantes. Pero siempre su voz me llevó como el viento», dijo Rittgers. El doodle está disponible en 13 países: Argentina, Bolivia, Chile, Cuba, Ecuador, Grecia, Islandia, Israel, Paraguay, Perú, Serbia, Suecia, Uruguay y Vietnam.
Haydeé Mercedes Sosa (o Marta sin H según su madre) nació un 9 de Julio de 1935 justamente en Tucumán, lugar donde un mismo día de 1816 se había declarado la Independencia.

En una anécdota sobre su nombre Mercedes contaba: «Mi mamá dice que mi papá se olvidó mi nombre adrede cuando me fue a inscribir al Registro Civil. Y me puso Haydeé Mercedes en vez de Marta Mercedes. Mi mamá quería que de primer nombre yo me llamara Marta. Así sin hache: Marta. Claro, como es lógico, en mi casa mandaba mi papá, pero claro, como es lógico, siempre se terminaba haciendo lo que quería mi mamá. Y entonces todos desde que me recuerdo me vienen llamando Marta. Soy la Marta, y me gusta mucho más ser la Marta que Mercedes Sosa. Esto nadie lo cree, pero es así… Al final, puertas adentro las cosas son como las madres quieren, y puertas afuera son como la gente manda. En mi casa definitivamente soy la Marta. Para la gente definitivamente soy la Negra».
Grabó y tocó cientos de veces por todos lados del mundo. Su legado quedó grabado en 2009 con la llegada del álbum Cantora. En una edición doble los artistas más consagrados de Latinoamérica pusieron sus canciones para cantarlas con la Negra. El resultado de esta grabación es una obra de arte que entre risas, lágrimas y talento compartieron grabaciones con la Negra grandes autores como Joan Manuel Serrat, Luis Alberto Spinetta, Silvio Rodriguez, Caetano Veloso, Charly Garcia y Gustavo Cerati, entre otros.




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *