LLEGA AL PAÍS EL PRIMER CAJERO NO BANCARIO

Con una nueva era de entidades financieras impulsada por las compañías tecnológicas, los nuevos jugadores empezaron a desplegar sus propias propuestas innovadoras que buscan transformar el ecosistema.

Tal es así que ya tiene fecha el primer cajero no bancario que aterrizará en Argentina. Se trata de una propuesta de la compañía Octagon, una apuesta privada que busca competir con Banelco y Link.

Esta firma -creada por un argentino- desarrolló un negocio de ATMs no bancarios como alternativa de inversión y ya fue aprobado por el Banco Central para comenzar a operar.
«Teníamos un objetivo ambicioso de instalar 2000 cañeros en todo el país en el primer año. Ahora esperamos cerrar el 2019 con 500 cajeros operando. Creemos que es algo alcanzable y que seguramente lo vamos a superar», dijo Sebastián Ponceliz en una entrevista con El Cronista. Además, explicó que la crisis y los cambios coyunturales modificaron un poco los plazos planes de expansión.

Con una primeras 250 locaciones contratadas (estaciones de servicio, supermercados, compañías de transporte, edificios corporativos, entre otros), esta firma quiere que los cajeros puedan no solo ser un punto de retiro de dinero, sino para “emitir tarjetas prepagas, el eCommerce, transferencias por blockchain, criptomonedas y linkeo de microscoring para microcréditos”.

Cabe destacar que en el país hay 15.000 terminales tradicionales, pero los expertos aseguran que, por la extensión del territorio y la cantidad de población, se necesitan al menos unas 50.000 terminales. Además, se calcula que el 20% de las localidades no tiene ningún cajero.

Como otro beneficio, Octagon quiere que sus clientes puedan usar sus terminales como una alternativa de inversión: desde los u$s 8500 cualquier ahorrista puede entrar en este negocio y ver el retorno de su inversión a partir del octavo mes de que el cajero esté en funcionamiento. En países como Estados Unidos lleva más de tres años comenzar a ver este retorno.
FUENTE: www.iproup.com




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *